Mindfulness: descripción completa de la consciencia plena

Mindfulness: descripción completa de la consciencia plena

Bienvenido a mi blog, gracias por tu visita. Te invito a leer el artículo completo y dejar tu comentario al final. Ah! y si no es molestia compartelo con tus amigos... Vamos que no cuesta nada.

Mindfulness: descripción completa de la consciencia plena

Mindfulness

    En esta época de caos y tanta información externa, se hace necesario encontrar momentos para olvidarnos de todo y reconectar con nuestro ser interior.

    Una de las mejores técnicas para escucharnos y bajar las tensiones del día a día, es el mindfulness o consciencia plena. Descubre más de esta técnica que está tomando mucha fuerza en la actualidad.

¿Qué es el mindfulness?

    El mindfulness es la capacidad básica que tenemos de estar completamente presente, consciente en el momento y el sitio en el que estamos, sin reaccionar excesivamente o abrumarnos por lo que está sucediendo.

    Se enfatiza en la importancia de estar presente en el aquí y el ahora. Se trata de un proceso de aprender a prestar atención a nuestras emociones y pensamientos mientras vienen y van. 

¿Cómo se originó el mindfulness?

    El origen se remonta a la tradición hindú y budista, pero también se ha usado en la tradición yogui y más recientemente en la meditación no religiosa. 

    La palabra mindfulness proviene del término Pali sati, que se refiere a la conciencia, la atención y la alerta. 

    La práctica de mindfulness ha estado presente durante miles de años en culturas de todo el mundo, pero se popularizó en Occidente a finales de los años 60 y principios de los años 70. 

    En la década de 1990, el mindfulness se volvió aún más popular y comenzaron a surgir numerosos programas de mindfulness. 
    
    En la actualidad, el mindfulness se ha convertido en una práctica común y se ha integrado en programas de salud mental, educación y trabajo.

¿El mindfulness es igual a meditar?

    El mindfulness es un estado mental, mientras que la meditación es la práctica que nos guía a la atención plena. 

    La meditación es una parte importante de la práctica del mindfulness, y se puede llevar a cabo como una práctica diaria. 

    Meditar buscando la atención plena nos ayuda a estar en el momento presente, aceptar nuestros pensamientos, sentimientos y emociones sin juzgarlos, además de poner un poco de distancia entre nuestro ser y nuestras preocupaciones o miedos.
 
    La meditación y el mindfulness son procesos biológicos que probablemente todos hayamos experimentado en algún momento de la vida. 

Meditacion de atencion plena

    Seguramente te ha pasado que te quedas por unos segundos o minutos pensando con la mirada perdida, enfocado en un solo punto como la llama de una vela, el fuego de una fogata o las olas del mar. 
    
    En ese instante no piensas en nada más, solo enfocado en ese momento, justo allí estabas meditando sin ser consciente de ello.

¿Para qué sirve?

    El objetivo principal del mindfulness es entrenarnos en la capacidad para orientar nuestro foco de atención hacia el momento presente. 

    De esta forma, buscamos lograr un profundo estado de conciencia libre de juicios sobre nuestras sensaciones, sentimientos o pensamientos, y el manejo de los estados emocionales. 

    Esta práctica se usa para reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, mejorar la memoria, la productividad, la concentración y la capacidad para manejar situaciones difíciles, además de fomentar una buena salud mental y el bienestar general.

    Al practicar mindfulness, mejoramos la capacidad para ser conscientes de nuestro interior y exterior, aceptando todo lo que aparece sin juzgar. 

Cambios en el funcionamiento y la anatomía cerebral

    Los estudios de neuroimagen han encontrado que la práctica de mindfulness está asociada con cambios en la concentración de materia gris en el cerebro. 

    Estos cambios se observaron principalmente en áreas relacionadas con la atención, la regulación emocional, el procesamiento sensorial y la memoria. 

    También está asociada con una reducción del patrón y el grado de repliegue cortical en el cerebro. El mindfulness reduce el estrés en las personas con demencia y ralentiza la atrofia cerebral producida por esta enfermedad.

    Estos cambios anatómicos pueden ayudar a explicar por qué la práctica de mindfulness tiene un efecto positivo en la salud mental y el bienestar.

    El mindfulness reduce la actividad en los centros cerebrales del ego y ralentiza el proceso de envejecimiento cerebral gracias al aumento de la neuroplasticidad.  

cerebro cambiando

    Además, se ha comprobado que produce un aumento de la materia gris en el área de la unión temporoparietal, relacionada con la empatía. 

Beneficios del mindfulness

    Existen numerosos estudios científicos que avalan los beneficios del mindfulness. Estos son algunas de las bondades que nos permite la atención plena:

         Ayuda a mejorar la calidad de sueño y el control del peso

         Baja los niveles de estrés y ansiedad

         Reduce la soledad, mejorar el control emocional, y aumentar la resiliencia

         Alivia el dolor agudo y crónico

         Aumenta la memoria de trabajo y la capacidad de atención

         Puede mejorar la eficacia terapéutica y ayudar a prevenir el deterioro cognitivo ocasionado por algunas enfermedades como el Alzheimer

         Se puede realizar en cualquier espacio tranquilo

         No requiere el uso de grandes recursos para su ejecución

         No necesitas ser experto en el tema

¿Quién puede practicar el mindfulness?

    El mindfulness puede ser practicado por cualquier persona, independientemente de su edad, género, condición física o mental. 

¿Quién puede practicar el mindfulness?

    La práctica de mindfulness puede ser beneficiosa para todos, tanto para aquellos que sufren de ansiedad, depresión o problemas de salud mental como para aquellos que no presentan ninguna dificultad.

    La meditación y la atención plena son prácticas que pueden ayudar a los profesionales de la salud, los pacientes, los cuidadores y el público en general en tiempos de crisis como la pandemia mundial provocada por la COVID-19.

Cómo practicar el mindfulness

    Llevar a cabo la práctica del mindfulness es una forma de concentrarnos en el aquí y ahora, para tomar conciencia de lo que está sucediendo a nuestro alrededor y dentro de nosotros mismos. 

    Para practicar mindfulness hay algunos pasos básicos que podemos seguir:

         Ubica un lugar tranquilo que tenga el menor número de distracciones.

         Siéntate con la espalda recta, pero no tensa.

         Cierra los ojos y enfócate en tu respiración.

         Observa lo que sucede a tu alrededor, sin juzgar ni poner resistencia.

         Intenta mantener tu atención presente para que no se vaya de tu respiración.

         Si tu mente divaga, vuelve a tu respiración sin juzgar.

         Intenta mantener la práctica de mindfulness durante unos minutos, y luego abre los ojos.

         Una recomendación opcional, es usar música ambiente tranquila para meditar o meditaciones guiadas.

Famosos que practican mindfulness

    Existen muchos personajes famosos que lo practican y lo adoptaron como un estilo de vida, convirtiéndose en grandes promotores de la meditación y el mindfulness.

    Entre los famosos más conocidos que practican el mindfulness están:

         La presentadora Oprah Winfrey.

Oprah Winfrey y Deepak Chopra

         Actores como Brad Pitt, Will Smith, Jennifer Aniston o Penélope Cruz.

         Cantantes como Sting, Paul McCartney, Lady Gaga. 

         Escritores y conferencistas como Deepak Chopra, Ismael Cala, Dr. Mario Alonso Puig, Dra. Nazareth castellanos.

         Deportistas como Michael Jordan, Lebron James, Novak Djokovic, Pau Gasol, Rafael Nadal.

    La lista de famosos que practican la meditación y el mindfulness a diario en sus vidas es larga y todos aseguran que han logrado encontrar la paz dentro de una vida llena de distracciones.

Mindfulness y la religión

    Existe cierta controversia sobre el mindfulness y su relación con la religión. Algunos ven el mindfulness como una forma de religión, mientras que otros lo ven como una forma de práctica espiritual no religiosa. 

    Algunos argumentan que el mindfulness se ha desvinculado de sus raíces religiosas y es ahora una práctica aplicable a cualquier creencia o contexto. 

    Sin embargo, otros argumentan que el mindfulness todavía está muy ligado a la religión, especialmente en el budismo. 

    Los cristianos ven el mindfulness como una forma de conectar con Dios y profundizar su relación con Él. Para algunos, esto significa que el mindfulness es una forma de oración. 

    Para otros, es una forma de meditación para calmar la mente y el cuerpo para permitir que la palabra de Dios llegue a la mente. Algunos incluso ven el mindfulness como una forma de adoración. 

    La mayoría de los cristianos creen que el mindfulness puede ser beneficioso, siempre y cuando se practique de una manera responsable y con un enfoque cristiano. 

    Esto significa que debe siempre tener en cuenta los principios y valores cristianos, como la humildad, el amor, la compasión y la justicia.

    Cuéntame en los comentarios si conocías todo esto acerca del mindfulness y si ya lo has practicado. No olvides compartir en tus redes para hacer viral esta información.

No hay comentarios.