Faringitis en niños: Causas, síntomas, tratamiento y prevención

Faringitis en niños: Causas, síntomas, tratamiento y prevención

Bienvenido a mi blog, gracias por tu visita. Te invito a leer el artículo completo y dejar tu comentario al final. Ah! y si no es molestia compartelo con tus amigos... Vamos que no cuesta nada.

 Faringitis en niños: Causas, síntomas, tratamiento y prevención
Faringitis en niños

    La faringitis es la inflamación de la faringe, lo que normalmente se conoce como garganta. Hoy te cuento sobre la faringitis en los niños, cuáles son sus causas, síntomas, cómo tratarla y prevenirla.

Causas de la faringitis infantil

    La faringitis puede ser causada por virus o bacterias, que colonizan esta zona y producen inflamación y dolor de garganta en los niños.

    La mayoría de las veces se trata de una infección viral que dura entre 5 y 7 días.

    Entre los virus que pueden causar una faringitis en los niños se encuentran: el virus de la gripe, mononucleosis, varicela, covid-19, entre otros.

    Una menor proporción se infecta con bacterias que ameritan el uso de antibióticos, especialmente en niños mayores de 3 años.

    Las alergias y sustancias irritantes en el ambiente, también pueden producir inflamación de la garganta y ocasionar una faringitis en el bebé.

Faringitis estreptocócica

    La faringitis estreptocócica es un caso especial dentro de las infecciones de garganta. Es producida por la bacteria estreptococos y puede afectar otros órganos.

    Esta amerita el empleo de antibióticos para evitar el desarrollo de enfermedades en el riñón    (glomerulonefritis estreptocócica), corazón (endocarditis estreptocócica), articulaciones (Fiebre reumática) o la piel (escarlatina).

    La confirmación del diagnóstico de una faringitis estreptocócica, se realiza con un estudio de las secreciones en la garganta o prueba estreptocócica rápida.

Síntomas de faringitis en niños

    La presencia de faringitis en los niños puede desencadenar los siguientes síntomas:

        Dolor de garganta

        Fiebre de difícil manejo

        Garganta enrojecida, inflamada y seca

         Amigdalitis o inflamación de las amígdalas

        Dificultad para tragar

        Pérdida del apetito

        Ganglios linfáticos inflamados, que los puedes sentir como bultos en el cuello

         En algunos casos puede asociarse dolor abdominal, náuseas y vómitos

    Cuando la faringitis es bacteriana los síntomas suelen ser más marcados y puedes ver placas de pus en las amígdalas o la garganta del niño.
Faringitis estreptocócica

Tratamiento de la faringitis

    La finalidad del tratamiento va dirigida principalmente a aliviar los síntomas relacionados con la faringitis.

    Sin embargo, cuando se trata de una infección de tipo bacteriano, el pediatra puede indicar antibióticos para acelerar el proceso de recuperación y evitar complicaciones asociadas a la infección de la faringe.

    Para aliviar los síntomas de la faringitis, se pueden utilizar las siguientes medidas:

Medicamentos para el dolor de garganta

    Como paracetamol, ibuprofeno o diclofenac, que además de aliviar el dolor, también controlan la fiebre del niño. 

    También se pueden usar las soluciones anestésicas para hacer tocamientos o gárgaras en los niños más grandes. 

Líquidos abundantes

    No solo para mantener húmeda la garganta y aliviar la molestia por sequedad, sino que también logramos prevenir la deshidratación por la fiebre.

Prepara alimentos fáciles de digerir

    En caso de que el niño no quiera comer, preparar alimentos fáciles de digerir cómo sopas, yogur, papilla, jugos, etcétera.

    Procura que estén a temperatura ambiente, si están muy calientes o muy fríos puede causar molestias a la hora de tragar.

Sigue las indicaciones del médico

    El uso de antibióticos para la faringitis debe ser indicado solo por el médico y debe cumplirse al pie de la letra para que el tratamiento sea efectivo.

    Si el tratamiento no se cumple correctamente, la infección puede dirigirse a otras zonas o empeorar el estado de salud del niño.
    
    La automedicación en niños y el uso innecesario de antibióticos puede traer como consecuencias efectos adversos no deseados o resistencia bacteriana.

¿Cuándo debo consultar al médico por una faringitis?

    Por lo general la faringitis remite al cabo de 3 días y se puede manejar cuando los síntomas son leves, pero en ocasiones puede ser necesario acudir al médico:

         Si el niño presenta dolor de garganta, asociado a fiebre alta de difícil manejo, vómitos y/o dolor de cabeza

         El dolor de garganta persiste por más de tres días

         En caso de que al niño le cueste respirar

         Placas de pus en la garganta

         Mal aspecto o signos de deshidratación

         El niño lleva muchas horas sin comer

Cómo prevenir la faringitis en los niños

    Los gérmenes que producen la faringitis se pueden propagar fácilmente en el ambiente, por lo tanto, pueden infectar a otros niños o familiares con facilidad.

    Para prevenir el contagio y la propagación de la faringitis en los niños, sigue estos consejos:

         Si un miembro de la familia presenta síntomas de faringitis, no debe acercarse a los niños y debe lavarse las manos constantemente con agua y jabón.

    ●      Al momento de toser o estornudar se debe cubrir la boca con un pañuelo o el codo para evitar esparcir las gotas de saliva.

    ●      Lava las manos del niño con agua y jabón, de igual forma la persona que vaya a manipular al niño debe lavarse las manos constantemente.
    
Prevenir la faringitis

         Desinfecta con regularidad los juguetes del niño.

         No compartir cubiertos, vasos u otros utensilios que puedan transmitir la enfermedad.

    Comparte este contenido en tus redes sociales y comenta si tienes alguna duda.

No hay comentarios.