Examen de orina: qué es y cómo tomar la muestra correctamente

Examen de orina: qué es y cómo tomar la muestra correctamente

Bienvenido a mi blog, gracias por tu visita. Te invito a leer el artículo completo y dejar tu comentario al final. Ah! y si no es molestia compartelo con tus amigos... Vamos que no cuesta nada.

Examen de orina: qué es y cómo tomar la muestra correctamente
Examen de orina

    El examen de orina es una de las pruebas de laboratorio que se realiza con más frecuencia, por eso hoy te cuento que es el examen de orina, para que sirve, que se evalúa, la forma correcta de tomar la muestra de orina y otras preguntas frecuentes.

¿En qué consiste el examen de orina?

    El examen de orina o uroanálisis consiste en la evaluación física, química y microscópica de la orina.

    En este examen se detectan y determinan diversos compuestos presentes en la orina.

    Es una prueba sencilla, fácil de realizar, accesible y de bajo costo, qué sirve para el estudio de diversas enfermedades y el seguimiento de muchos tratamientos.

¿Para qué sirve el examen general de orina?

    Básicamente, sirve para conocer el funcionamiento del sistema renal y urinario.

    Con el examen de orina se pueden identificar infecciones urinarias y, en combinación con otros exámenes, determinar problemas en los riñones como cálculos renales o insuficiencia renal.

¿Qué se evalúa en el examen de orina?

    El examen general de orina permite analizar algunos aspectos físicos, químicos y la presencia de elementos anormales en la orina, como:

Aspectos físicos

         Aspecto: En condiciones normales la orina es limpia y transparente. La presencia de células, cristales, proteínas, grasas o moco pueden hacer que la orina sea turbia.

         Color: Normalmente, es amarillo ámbar y dependiendo de la concentración, puede ir desde claro hasta oscuro.

    En estados de deshidratación la orina será más oscura, mientras que si existe una sobrehidratación será más clara. Algunas enfermedades, medicamentos y alimentos pueden alterar el color de la orina.
Color de la orina

         Densidad: Este parámetro indica la capacidad de concentración y dilución del riñón.
Aspectos químicos

         pH o acidez de la orina: normalmente la orina es ligeramente ácida. Esto puede variar de acuerdo al equilibrio ácido-base de la sangre, la función renal y en menor proporción a la dieta, los fármacos y el tiempo de exposición de la muestra.

         Proteínas: Normalmente, están ausentes en la orina. La deshidratación, la fiebre o el ejercicio reciente, puede generar trazas de proteína en la orina, sin ser patológica. Cuándo se hace persistente, el médico puede sospechar un daño en la función renal.

         Bilirrubina: Su lectura es negativa en condiciones normales. Cuándo hay presencia de bilirrubina en la orina es conjugada o directa, orientar el diagnóstico hacia obstrucciones intra o extrahepáticas (dentro o fuera del hígado).

        Cetonas: La presencia de cetonas en la orina no es normal. Cuando está presente está relacionada con alteraciones en el metabolismo de las grasas y los carbohidratos, sin embargo, puede aparecer en ayunos prolongados, fiebre, vómitos, entre otros.

         Glucosa: Debe estar ausente en la orina. Cuándo aparece positivo, existen concentraciones en sangre mayores a 160 mg/dl o algún daño a nivel renal.

Elementos anormales o sedimento

         Eritrocitos o glóbulos rojos: La presencia de más de 5 glóbulos rojos por campo, es indicativo de hematuria o sangre en la orina.

         Leucocitos o glóbulos blancos: La presencia de más de 5 glóbulos blancos por campo en la orina, puede orientar el diagnóstico de infección urinaria. 

    Se debe realizar el urocultivo para confirmar la infección de orina, ya que pueden existir falsos positivos por contaminación de la muestra, fiebre, fármacos, entre otros.

         Células epiteliales: Dependiendo de la cantidad y el tipo de célula observada, puede indicar contaminación de la muestra, daño renal e infecciones urinarias.

         Bacterias: La orina es un material estéril, por lo que siempre debe estar libre de bacterias. Su presencia puede estar relacionada con infecciones urinarias.

         Cristales: Pueden estar presentes en trastornos metabólicos y la formación de cálculos.

         Cilindros: Normalmente, están ausentes en la orina, su presencia puede hacer sospechar de distintas patologías del sistema urinario.

         Nitritos: Debe estar ausente en la orina. Cuándo aparecen nitritos en la orina, puede ser una señal de una infección por la bacteria E. coli, que tiene la capacidad de reducir los nitratos a nitritos. 

    Los nitritos negativos no descartan la infección urinaria.

         Urobilinógeno: Consiste en un pigmento biliar, cuyo valor está relacionado con la presencia de bilirrubina indirecta o no conjugada y normalmente su concentración es baja o ausente.

    Está relacionada con anemias hemolíticas y problemas en el hígado.

¿Cómo tomar la muestra de orina correctamente?

    En muchos casos, los resultados del examen de orina pueden estar alterados porque no se toma la muestra de orina de forma correcta.

    Sigue los siguientes pasos para recolectar la muestra de orina correctamente:

Muestra de orina en adultos

    1.    La muestra de orina debe ser recolectada en un recipiente de plástico, estéril, con tapa hermética, que puedes comprar en cualquier farmacia.

    2.    Antes de tomar la muestra, se deben lavar los genitales externos con abundante agua y jabón sin secarlos después de lavar.

    3.    Se toma la muestra a medio chorro, de pie y directamente en el recipiente. Se debe orinar primero fuera del frasco y cuando se haya eliminado un poco de orina, recolectar aproximadamente unos 30 ml (mínimo 10 ml).

    4.    Evitar que el borde del frasco toque los genitales. Después de recolectar la muestra se termina de orinar fuera del recipiente para no rebasar.

    5.    Coloca la tapa del frasco, asegurando que quede herméticamente cerrado.

    6.    Llevar la muestra al laboratorio, evitando que se derrame el contenido. Lo ideal, es llevar la muestra antes de las 2 horas posteriores a la toma de la muestra.

    En caso de no poder llevar la muestra inmediatamente al laboratorio, debes mantenerla refrigerada sin congelar.
recolector de orina


Muestra de orina en niños

    1.    Para tomar correctamente la muestra de orina en los niños, lava bien los genitales externos con agua y jabón, procurando que no quede ningún residuo de crema o talco.

    2.    Colocar la bolsa recolectora estéril al niño y esperar a que orine. Sí transcurren más de 2 horas y el niño aún no ha orinado, se debe cambiar la bolsa por una nueva.

    3.    Una vez recolectada la muestra se cierra el orificio de la bolsa.

    4.    Llevar la muestra al laboratorio. 

    Si la muestra no se lleva al laboratorio de inmediato, debe refrigerarse, sin congelar, colocando la bolsa dentro de un recipiente con tapa, para evitar que se derrame.

Preguntas frecuentes sobre el examen de orina

¿Hay qué estar en ayuna para tomar la muestra de orina?

    No, no es necesario estar en ayuna. La muestra de orina puede ser tomada en cualquier momento del día. 
    
    Sin embargo, se recomienda que sea la primera orina de la mañana, ya que en este momento se encuentra más concentrada y brindará una mejor aproximación del estado real del funcionamiento urinario y renal.

¿Cuándo se debe realizar un examen de orina?

    Así como la hematología completa, el examen de orina forma parte de los exámenes de rutina, por lo que debería estar dentro del chequeo anual.

    También puede ser solicitado para complementar la evaluación de enfermedades renales, hepáticas o diabetes.

    Otra indicación es la presencia de los siguientes síntomas:

         Dolor abdominal o lumbar

         Dolor o molestias para orinar

         Presencia de sangre en la orina

         Cambios en la coloración u olor de la orina

         Ganas de orinar frecuentes

¿Se pueden alterar los valores del examen general de orina?

    El resultado final del examen de orina puede estar condicionado por ciertas circunstancias como:

    ●     Una mala técnica de recolección

    ●     La muestra tiene más de 2 horas de haber sido recolectada, sin refrigeración

    ●     Un mal lavado genital

    ●     Uso de jabones antisépticos

    ●     Muestras contaminadas

    ●     Toma de antibióticos y ácido ascórbico (vitamina C)

    Comparte esta información en tus redes y no dudes en dejar tu comentario.

No hay comentarios.