Síndrome del túnel carpiano: hormigueo en las manos

Síndrome del túnel carpiano: hormigueo en las manos

Bienvenido a mi blog, gracias por tu visita. Te invito a leer el artículo completo y dejar tu comentario al final. Ah! y si no es molestia compartelo con tus amigos... Vamos que no cuesta nada.

 Síndrome del túnel carpiano: hormigueo en las manos
Hormigueo en las manos

    ¿Estás trabajando y de repente tienes dolor en la muñeca, hormigueo en la mano y los dedos, o sientes la mano como dormida?

     El síndrome del túnel carpiano representa una de las enfermedades más frecuentes de las muñecas y las manos, siendo la causante del hormigueo en las manos.

     Acompáñame a descubrir qué es el síndrome del túnel carpiano y cómo mejorarlo.

¿Qué es el síndrome de túnel carpiano?

    Se trata de una neuropatía periférica, donde el nervio mediano, qué se encarga de controlar la sensibilidad y los movimientos de gran parte de la mano, queda presionado o atrapado dentro del túnel carpiano en la muñeca.

¿Qué es el túnel carpiano?

    El túnel carpiano es un estrecho conducto entre la muñeca y la base de la mano, formado por huesos, ligamentos y tendones.

    A través de él, pasan los tendones de los músculos que vienen del antebrazo y el nervio mediano.

   Cuándo existe una inflamación de alguno de los tendones o del ligamento que forma el techo del conducto, el nervio mediano queda comprimido, dando lugar a los síntomas del síndrome del túnel carpiano.

Dolor y hormigueo en las manos

    La mayoría de las personas que sufren el síndrome del túnel del carpo en etapas tempranas, presentan síntomas que aparecen y desaparecen.

    Pero a medida que la enfermedad avanza, los síntomas se presentan con mayor frecuencia y se pueden hacer constantes durante largos periodos de tiempo.

    El dolor y el hormigueo en las manos son los síntomas más comunes, pero también se pueden presentar síntomas como:

            Dificultad para agarrar objetos.

            Entumecimiento u hormigueo en los dedos o la palma de la mano.

            Adormecimiento de la mano o los dedos, cuando se habla por teléfono, se conduce o se mantiene la muñeca en flexión.

            Sensación de calambre en la mano, muñeca y antebrazo.

            Dolor en la mano y la muñeca que puede extenderse hasta el codo.

        ● Debilidad y pérdida de la fuerza en las manos.

Factores de riesgo para desarrollar síndrome del túnel carpiano

    Los factores de riesgo para presentar síndrome del túnel carpiano están relacionados con los movimientos repetidos y posiciones forzadas de la muñeca, así como la inflamación de esta zona.

    Podemos destacar las siguientes características que predisponen a la aparición del síndrome del carpo:

            Personas que realizan actividades como balonmano, tenis, coser, pintar, escribir o utilizar una herramienta vibratoria.

            Los violinistas y pianistas, sufren con frecuencia del síndrome del túnel carpiano por la posición forzada constante de la muñeca.

            Las mujeres embarazadas, la menopausia y el sobrepeso, son otros factores que aumentan las probabilidades de presentar el síndrome del túnel carpiano.

            Personas diabéticas, hipotiroideas o con artritis reumatoide.


            Trabajadores de oficina que pasan largas jornadas utilizando las computadoras.

Las nuevas tecnologías

    Con la aparición del Smartphone se ha visto un aumento en los síntomas del síndrome del túnel carpiano en los adolescentes.

    El movimiento repetitivo en la escritura con el Smartphone, obliga que la muñeca sostenga durante largos periodos de tiempo el peso del teléfono en el aire.

El teletrabajo aumentó el número de casos

    Hacer movimientos repetitivos y las posturas forzadas que se realizan con la muñeca pueden derivar en el síndrome del túnel carpiano.
   
    La pandemia y el aumento del teletrabajo, también ha representado un aumento en los casos de síndrome de túnel carpiano.

    Esto se debe a que en la casa, muchas veces no existen las condiciones ergonómicas adecuadas y la mayoría de los trabajos se llevan a cabo a través de la computadora o laptop.

    El uso repetitivo del ratón y el teclado de la computadora, predisponen a la aparición del síndrome del túnel carpiano.

Tratamiento del síndrome de túnel carpiano

    Si presentas síntomas relacionados con el síndrome del túnel carpiano, debes acudir al médico, para confirmar el diagnóstico y te dé las indicaciones a seguir.

    Entre las opciones de tratamiento para el síndrome del túnel carpiano encontramos:

Reposo

    El reposo es fundamental para aliviar la inflamación y el dolor que produce el síndrome del túnel carpiano.

    En las primeras etapas, cuando el dolor no es tan fuerte, tomar descansos en la jornada laboral y las actividades diarias, evitará que se presenten los síntomas.

Evita las actividades que desencadenan o empeoran los síntomas

Frío local

    La mayoría de las veces, el dolor en la muñeca puede ceder aplicando frío local.

Analgésicos y antiinflamatorios 

    Para los episodios de dolor agudo.

Muñequeras

    Las muñequeras inmovilizan la articulación de la muñeca, para evitar la flexión palmar, con esto se relaja el nervio mediano y se descomprime el túnel carpiano.

Ejercicios para el túnel carpiano

    Cuando se utiliza en combinación con otros tratamientos, como las muñequeras y los medicamentos antiinflamatorios, pueden ser eficaces para aliviar los síntomas en síndrome del túnel carpiano leve a moderado.

Cirugía

    Si a pesar del tratamiento conservador no se logra conseguir un resultado satisfactorio, puede ser necesaria la cirugía.

Otras causas de dolor en la muñeca

    Generalmente, el dolor en la muñeca ocurre posterior a traumatismos que terminan en esguinces o fracturas, pero existen otras causas que van afectando la muñeca lentamente, ocasionando problemas a largo plazo.

Tendinitis

    El uso repetitivo y forzado de los tendones puede provocar su inflamación. Suele acompañarse de dolor al realizar movimientos de la muñeca.

    Las férulas son útiles en caso de lesiones por sobrecarga causada por movimientos repetitivos como la tendinitis.

Esguince y fractura de muñeca

    Por lo general aparecen posterior a una caída con la mano extendida, aunque también pueden ser originadas por traumatismos fuertes en la muñeca, como en los accidentes de tránsito o en accidentes deportivos.

    Cursan con dolor intenso, inflamación e incapacidad de mover la muñeca, en estos casos se debe consultar al médico lo más pronto posible para iniciar el tratamiento adecuado.

    Puede ser necesario el empleo de férulas para proteger el tendón o ligamento lesionado mientras se recupera.

Artrosis de muñeca

    La artrosis ocurre por un desgaste del cartílago que recubre la unión de los huesos de la muñeca. Su frecuencia es muy baja y generalmente ocurre en personas que han tenido lesiones previas en la muñeca.

    Visita este post para conocer la diferencia entre artrosis y artritis.

Cómo prevenir las enfermedades de la muñeca

    A pesar de que existen situaciones imposibles de evitar, puedes tomar algunas medidas para prevenir la aparición de enfermedades de la muñeca como:

Mantener los huesos sanos.

Esto implica el consumo adecuado de calcio y vitamina D, además de realizar actividades físicas que fortalecen los huesos.

Cuídate de las caídas.

La principal causa de fractura y esguince son las caídas, por lo que es recomendable que:

            Utilices el calzado adecuado para evitar caídas

            Elimines obstáculos de tu camino

            Mantengas los espacios iluminados

            Cualquier otra medida con la cual se puedan prevenir las caídas y traumatismos.

Lee la historia de un paciente con lesión en el brazo por un esmeril.

Utiliza muñequeras

    Usa muñequeras cuando hagas actividades de alto riesgo para el desarrollo de lesiones en la muñeca, como deportes o actividades donde debas usar tus manos o muñecas de forma repetitiva.

Vigila la ergonomía en el trabajo.

    Actualmente, un alto porcentaje de los trabajos requieren el uso de computadoras y dispositivos tecnológicos por largos periodos de tiempo.

    Trata de hacer pausas regulares y mantener la muñeca en una posición neutral y relajada a la hora de utilizar el mouse y el teclado.

    También puedes utilizar los teclados y mouse ergonómicos, disponibles en el mercado.

    Es todo por esta ocasión, si te gusto el articulo compártelo en tus redes sociales y deja tu comentario.

No hay comentarios.