¿Qué es la medicina regenerativa?

Bienvenido a mi blog, gracias por tu visita. Te invito a leer el artículo completo y dejar tu comentario al final. Ah! y si no es molestia compartelo con tus amigos... Vamos que no cuesta nada.

¿Qué es la medicina regenerativa?
Medicina regenerativa

            En la actualidad, la medicina regenerativa se utiliza para distintos tratamientos como: secuelas del COVID-19, cicatrización de heridas, regeneración renal, ingeniería de tejidos y para tratar patologías ortopédicas. Conoce qué es la medicina regenerativa.

En qué consiste la medicina regenerativa

            En el año 2007, Paolo Coppi y su colega Anthony Atala consiguieron aislar y extraer células madre del líquido amniótico de una mujer embarazada, desde entonces se ha descubierto el enorme potencial de la medicina regenerativa. 


            La medicina regenerativa utiliza principios de la ingeniería y ciencias de la salud, para generar una gran variedad de células diferentes, que permiten sustituir o mejorar las funciones de órganos y tejidos que no funcionan adecuadamente. 

Cómo funciona la medicina regenerativa

            El principio de la medicina regenerativa se basa en la autocuración. Se utilizan tejidos autólogos, que promueven la curación y reparación de los tejidos afectados. Principalmente la medicina regenerativa consta de dos vertientes terapéuticas: 


            La primera fundamenta el uso de células vivas o terapias celulares, de la se cual derivan dos tipos de productos: Los basados en células maduras, injerto o implante y los que utilizan células madres o progenitoras.

  

          La segunda estrategia terapéutica se basa en la ingeniería tisular, utilizando diferentes scaffolds o andamiajes, con matrices y materiales biocompatibles que, solos o en combinación, dan soporte y facilitan la reparación del daño en los tejidos.

Para que se utiliza la medicina regenerativa en la actualidad

            Si bien actualmente la medicina regenerativa representa un papel pequeño en el tratamiento de los pacientes, en un futuro se espera, que gracias a la medicina regenerativa, se puedan tratar distintas enfermedades o traumatismos, en los cuales existan daños en los tejidos de forma irreparable. 


            Enfermedades del corazón(como arritmias, insuficiencia cardíaca, enfermedad coronaria), leucemia, discopatías, artrosis, linfomas, fibrosis quística, enfermedad de Huntington y distrofia muscular son algunos ejemplos de enfermedades que pueden ser tratadas mediante la medicina regenerativa. 

 

           Ya se han implantado vejigas suplementarias, arterias pequeñas, injertos de piel y cartílago, sin embargo, aún se encuentran en fase de experimentación y los costos son bastante elevados.

 

           A pesar de que tejidos más complejos no se han podido reproducir exactamente, para poder ser implantada en los seres humanos, pueden servir dentro del campo de la investigación. Se pueden utilizar en el desarrollo de fármacos, en dónde se harían las pruebas con medicamentos en tejido humano funcional, acelerando el desarrollo, disminuyendo los costos de investigación y reduciendo el uso de animales para las pruebas.

Medicina regenerativa en traumatología

            En el campo de la traumatología y el dolor articular, las terapias que han resultado más exitosas, son las técnicas regenerativas que se obtienen del plasma autólogo y sus derivados, entre los cuales se encuentran el plasma rico en plaquetas, suero rico en citoquinas o las células madre.


            Los huesos, cartílagos, músculos, tendones y ligamentos pueden ser afectados por las distintas enfermedades musculoesqueléticas, los cuales pueden verse beneficiados con el uso de la medicina regenerativa.

 

            Estos tejidos son parte de estructuras muy adaptadas a su función, lo que limita su capacidad para restaurarse estructural y funcionalmente posterior a un daño. La medicina regenerativa busca atenuar el desgaste, promoviendo y acelerando el proceso de restauración. Puede utilizarse en el tratamiento de:

 

    ●  Fracturas que no han curado.

    ●  Desgaste del cartílago articular.

    ●  Desgarros de tendones y ligamentos.

    ●  Bursitis y lesiones musculares de la rodilla, hombro, pie, tobillo, cadera y columna.

    ●  Artrosis de rodilla, cadera, tobillo y hombro.

    ●  Tendinopatía del hombro y tendón de Aquiles.

    ●  Epicondilitis del codo.

    ●  Fascitis plantar.

    ●  Hernia de columna y dolor de espalda por inflamación de raíz nerviosa.

Suero rico en citoquinas 

            Las citocinas son una familia de proteínas de bajo peso molecular, producidas por células sanguíneas y plaquetas, que actúan de forma sinérgica dirigiendo la regeneración tisular. Se encargan de regular la respuesta inmune a la inflamación, la remodelación de tejidos y la diferenciación celular. 

    

            Al utilizar una mezcla homogénea de citocinas y factores de crecimiento en la medicina regenerativa, se disminuye la inflamación y se activa la regeneración endógena. Recientemente se ha logrado crear un suero rico en citosina, más concentrado y sin la presencia de células, con lo que se dispone de un tratamiento con una mayor potencia de curación, para los casos en que los tejidos se encuentran muy deteriorados.

 

            A nivel del cartílago existen citocinas anabólicas, que se encargan de restablecer la actividad metabólica del cartílago, reducir la inflamación e iniciar el ciclo regenerativo de los tejidos. Con esto se consigue recuperar las funciones de la membrana sinovial y la síntesis del líquido hialino que lubrica las articulaciones.

Beneficios de la medicina regenerativa

            El campo de la medicina regenerativa abre una nueva oportunidad de tratamiento y se muestra como una verdadera alternativa para el tratamiento de múltiples enfermedades. Sus principales beneficios son:

    ●  Mejoría de la función y el dolor articular.

    ●  Retraso de la indicación de cirugía protésica.

    ●  No produce efectos secundarios.

    ●  Tiene poca probabilidad de generar rechazo por el organismo.

    ●  Aumenta la formación de ácido hialurónico endógeno.

    ●  Disminuye las citocinas proinflamatorias.

    ●  Favorecer la regeneración de lesiones osteocondrales.

    ●  Activa la revascularización en lesiones de menisco.

    ●  Tiene un efecto analgésico y antiinflamatorio.

    ●  Paraliza la progresión de la artrosis en distintas fases.

    ●  Mejora los síntomas crónicos de dolor e inflamación de la artrosis.

    ●  Representa una alternativa para las condiciones médicas que no cuentan con terapias farmacológicas tradicionales efectivas.

    ●  Puede revertir o hacer más lenta la progresión de la enfermedad.

    ●  Las células madres de tejido adiposo y médula ósea, son obtenidos a través de técnicas ambulatorias y de bajo riesgo, con anestesia local.

 

        La medicina regenerativa sin duda busca mejorar la calidad de vida de las personas. Sin embargo, aún son necesarios nuevos estudios que evalúen los resultados clínicos a largo plazo de estas nuevas terapias biológicas.


        Comparte esta información con un amigo y si tienes alguna duda o sugerencia dejala en los comentarios.



No hay comentarios.