Mi bebé babea mucho ¿Que puede ser?

Mi bebé babea mucho ¿Que puede ser?

Bienvenido a mi blog, gracias por tu visita. Te invito a leer el artículo completo y dejar tu comentario al final. Ah! y si no es molestia compartelo con tus amigos... Vamos que no cuesta nada.

 Mi bebé babea mucho ¿Que puede ser?
Mi bebé babea mucho ¿Que puede ser?

       En los recién nacidos no se produce gran cantidad de saliva, pero a medida que van pasando días, aproximadamente a partir del segundo mes, las glándulas salivales comienzan a producir más saliva.


       Esto se debe a los diferentes estímulos a los que el lactante es expuesto y es en esta etapa que el bebé babea mucho. 

Mi bebé babea mucho ¿Que puede ser?

       La razón de este babeo excesivo en los bebés, es una producción excesiva de saliva y la incapacidad del bebé para tragarla. La saliva sale de la boca por rebosamiento al no ser deglutida, a esto se le conoce como babeo en los bebés. 


       Este aumento en la producción de saliva se debe a diferentes estímulos que aumentan la producción de saliva. Estas son las situaciones que pueden aumentar la producción de saliva en los bebés: 

El bebé se lleva las manos a la boca 

       Cuando el bebé comienza a descubrir sus manos, es normal que se las lleve a su boca, esto estimula las glándulas salivales para que produzcan más saliva y el bebé comienza a babear. Este acto es instintivo y es parte de su desarrollo, es un preámbulo para iniciar la alimentación complementaria. 


       Que el bebé se lleve las manos a la boca, es como un entrenamiento que luego facilitará que se lleve los alimentos a la boca por sí mismo. Recuerda mantener sus manos limpias para que no se infecte. 


      Morder y masticar sus dedos, además del movimiento que le da a su lengua para jugar, hace que ejercite movimientos necesarios para comer alimentos sólidos luego. 

Resfriados y alergias en el bebé

      El resfriado y las alergias producen congestión nasal en el bebé, lo que lo obliga a respirar por la boca. 


        El aumento en la producción de secreciones y la respiración por la boca favorecen el babeo. 

Infecciones orales 

       Las infecciones de la boca o de la garganta, como la faringitis, también pueden ocasionar un babeo excesivo en tu bebé. 


        Si además no quiere comer, come poco o presenta vómitos, es necesario que acudas a su pediatra para evaluar y descartar cualquier infección. 

La salida de los dientes o dentición 

        A partir de los 5 meses el bebé babea mucho más, porque inicia el proceso de dentición. 


     La parte de la encía donde saldrá el diente suele estar inflamada y enrojecida, ya que el bebé comienza a morder en esta zona para aliviar la molestia que produce la dentición. 


      La saliva juega un papel importante en esta etapa, porque mantiene hidratada la zona y contiene enzimas que ayudan a combatir las infecciones. 

Ablactación o introducción de nuevos alimentos a la dieta del bebé 

       El bebé babea mucho también al empezar la inclusión de alimentos sólidos. 


     Recordemos que la saliva ayuda en el proceso de deglución y digestión de los alimentos, por lo tanto, es normal que veas babear a tu bebé cuando está comiendo. 

¿Por qué la leche no sale como la saliva? 

       La leche de la lactancia o desde la mamila, es deglutida con ayuda del mismo reflejo de succión, que va seguido automáticamente por la deglución por activación de los músculos deglutorios.


      La saliva como solo se produce de forma natural y no existe ningún estímulo para tragarla. Se va almacenando en la boca del bebé, hasta que comienza a salir por las comisuras labiales por rebosamiento. 

Medidas para controlar el babeo en los bebés 

        El babeo se va a mantener los primeros años de vida, ya que la producción de saliva será constante. Para que el babeo no produzca otros malestares, debes tomar algunas medidas como: 


            -    Utilizar baberos, para evitar que la saliva moje el pecho o la ropa de tu bebé, que puede desencadenar resfriados. 


            -    Llevar varios baberos al salir, probablemente necesites cambiarlo varias veces durante la salida, por lo que llevar más de un babero sería lo ideal. 


            -    Mantener seca el área de la boca, mentón y cuello, ya que la humedad en la piel puede provocar irritación, además resta la defensa contra los microbios. 


            -    Usar paños de algodón o gasas para secar la saliva, evita materiales que pueden favorecer la irritación.

Ya mi bebe tiene dos años y sigue babeando 

     El babeo suele desaparecer entre los dieciocho meses y los dos años de edad, cuando el niño aprende a tragar adecuadamente. 


     Sin embargo, hay algunas situaciones que pueden condicionar que tu bebé babee después de esta edad o que aparezca nuevamente, como en caso de resfriado o infecciones orales. 


    Si a pesar de no tener síntomas de resfriado, tu bebé sigue con el babeo, revisa si se le dificulta respirar a través de la nariz. Puede haber una estructura hipertrófica (más grande de lo normal), como amígdalas o adenoides, que dificulte la respiración y obligue al bebé a respirar por la boca. 


     Existen problemas neurológicos que pueden condicionar que el babeo se mantenga más allá de lo normal, pero generalmente vienen acompañados de otros signos más marcados, como incapacidad de mantener la cabeza erecta, por ejemplo. 


    Siempre que existan estos síntomas, es importante consultar con tu pediatra para elegir el tratamiento adecuado para tu bebé. 


     Si te sirvió esta información déjamelo saber en los comentarios y comparte con las personas que les pueda interesar.


No hay comentarios.