10 consejos para calmar a tu bebé cuando no para de llorar

Bienvenido a mi blog, gracias por tu visita. Te invito a leer el artículo completo y dejar tu comentario al final. Ah! y si no es molestia compartelo con tus amigos... Vamos que no cuesta nada.

10 consejos para calmar a tu bebé cuando no para de llorar

Bebe llorando

        Cuando el bebé nace, lo que más alegría causa en la mamá y el médico, es escuchar al bebé llorar, es significado de vida y salud en ese momento.

        Pero cuando los padres regresan a la casa, ese llanto ya no es alegría y tranquilidad, ahora buscan hacer cualquier cosa para calmar al bebé cuando llora.

        El bebé llora mucho y no se calma con nada, el llanto pasa de ser alegría, a ser un verdadero tormento.

        Las horas de sueño ya no serán igual y durante el día también escucharás el llanto de tu bebé desconsolado. Hoy te dejo 10 consejos para calmar a tu bebé cuando no para de llorar.

¿Por qué llora el bebé?

        Entre dos y tres horas diarias llora un bebé en promedio. Llora porque es la única forma que tiene de expresarse y comunicar que necesita atención, quiere que lo carguen, tiene hambre, tiene sueño, tiene calor o frío, le duele algo o solo quiere llorar porque sí.

        Escuchar al bebé llorar y no poder calmarlo, resulta un verdadero estrés para los padres, sobre todo para los padres primerizos. Pero no te preocupes, sigue estos consejos para que tu bebé deje de llorar.

Consejos para calmar al bebé cuando está llorando

        Si ya no sabes que hacer para que el bebé pare de llorar, intenta con lo siguiente y pronto tu pequeño se calmará:

Calor materno 

        Es la primera solución, si tu bebé llora, intenta cargarlo y acercarlo a ti, dile cosas bonitas al oído, acarícialo, arrúllalo y mécelo en tus brazos. El calor materno le brinda seguridad y tranquilidad a tu bebé, seguramente se calmará y harás que deje de llorar.

Dale pecho

        Este acto combina el calor de la madre, la cercanía con los latidos del corazón y la saciedad que produce la leche. Si tu bebé tiene hambre, llorará hasta quedar satisfecho.

Llévalo a pasear

        Si, así de sencillo, a todos nos gusta dar un paseo. Si tú bebe llora mucho y no se calma, móntalo en su coche y dale una vuelta por el vecindario o alrededor de la casa.

Cambia su ropa según las necesidades

        Vigila siempre la temperatura de tu bebé, asegúrate de mantenerlo bien abrigado en lugares fríos y con ropa fresca cuando haya calor.

Utiliza el ruido blanco

        El ruido blanco son sonidos constantes con distintas frecuencias, pero con la misma potencia. Algunos ejemplos de estos sonidos pueden ser el motor de la lavadora, el ventilador, el aire acondicionado, el televisor sin sintonizar o los latidos del corazón. 

        Algunos bebés se calman con estos sonidos, sin embargo, no hay suficientes estudios que lo demuestren.

Haz que lo cargue alguien más

        En ocasiones el estrés nos agobia, nos sentimos cansados, de mal humor y estos sentimientos el bebé los percibe, haciendo que no deje llorar en tus brazos, prueba pasar tu bebé a los brazos de alguien que esté calmado.

Acuéstalo en su cama

        Los bebés necesitan muchas horas de sueño y si está cansado llora con facilidad. En promedio 16 horas de sueño diarias, así que si tu bebé está intranquilo y llorón prueba acostarlo y cantarle una canción de cuna para dormir.

Revisa el pañal

        Si está mojado o sucio, puede ser la razón de su llanto, a nadie le gusta cargar la ropa sucia y tu bebé llorará por la incomodidad.

Hazle un masaje y ejercicios para los gases

        Los cólicos son comunes en los primeros meses de vida, son contracciones dolorosas del abdomen, que pueden durar de dos a tres horas, el bebé llora con insistencia, se pone colorado, encoge sus piernas y aprieta los puños. 

        Generalmente, aparecen por la tarde, lo que no permite tener un sueño tranquilo. Intenta masajear su barriga para tratar de aliviar el dolor. 

        También puedes flexionar sus piernas con dirección a su barriga, esto facilita la expulsión de los gases. Otra técnica es hacerle la bicicleta, alternando una pierna con la otra, llevándolas hacia su vientre.

Llévalo al pediatra

        Si ninguno de los consejos anteriores ha funcionado, es hora de que acudas con su médico tratante. Por ningún motivo debes automedicar al niño con medicamentos o infusiones para calmar el llanto, solo el pediatra puede indicar algún medicamento o sustancia.

        ¿Tienes alguna otra forma de calmar a tu bebé? Coméntalo para ayudar a otras mamás...

        Si tienes alguna duda también puedes dejarla en los comentarios y no olvides compartir esta información.

No hay comentarios.