Fractura en alas de mariposa, una historia real

- Si es de tu interés este artículo, apoyame compartiendo en tus redes sociales favoritas y de esa manera también incentivando a tus amigos, que crees les pueda interesar leer esto.

Fractura en alas de mariposa, una historia real
Estaba de guardia en la clínica, me encontraba viendo una paciente en el consultorio, cuando noto que traen a una niña de unos 11 años de edad en silla de ruedas, cargando su brazo como si fuera un bebe. Me acerqué, le pregunté a la mamá que había pasado y ella molesta viendo a la niña me dijo: “bueno la niña metió el brazo en la lavadora, que estaba exprimiendo la ropa”. Ya se imaginaran el mecanismo de fractura.

La llevaron a un  CDI (centro de diagnostico integral), pero solo le colocaron un analgesico para el dolor y le dijeron que tenía que hacerle un rayos X del brazo para llevarla al hospital, pero decidieron acudir a la clínica. 

El sonido característico de una fractura

Le pregunté a la niña, que estaba tranquila, me imagino por efecto del analgésico, que si había escuchado una crepitación y me dijo que sí, que ella escuchó como si algo se hubiese partido. Si has partido una rama seca de un árbol en algún momento sabrás como se escucha cuando se fractura un hueso.

La niña tenía una chaqueta puesta sobre sus hombros, solo se veían unos raspones en el antebrazo derecho, por lo que la orden la hice por dicha zona. Después volví al consultorio y me acordé de las palabras que un traumatólogo me dijo una vez, haga el rayos X de donde el paciente tiene dolor.

Siempre el examen físico te dará pistas, no lo olvides

Algo hizo que me detuviera un segundo a pensar, dije para mí: "yo no examine a la paciente, ni le pregunte donde le dolía". Fui hasta radiología, y aun no la habían pasado, por lo que aproveche en preguntarle si le dolía el antebrazo, a lo que ella enseguida me respondió, moviéndolo incluso, "no tengo dolor en el brazo, hasta lo puedo mover y todo".

Subo un poco la mirada, ya le habían quitado la chaqueta que les mencione, veo la deformidad del brazo, no era necesario tener visión de rayos X para saber que estaba fracturado, tenía el brazo como una C. Y aquí volvemos a la importancia de examinar a los pacientes y no solo medio verlos, modifique la orden y fui a llamar al traumatólogo.


     El doctor me dijo que llegaría como en una hora aproximadamente. Después que estuvieron los rayos X del brazo, fui directamente a radiología a verlo y me encuentro con esta imagen muy didáctica:

fractura de humero
Fractura en alas de mariposa en brazo derecho

Fractura en alas de mariposa
Fractura en alas de mariposa en humero derecho


Una fractura ala de mariposa, se pueden ver los tres fragmentos de fractura allí,  dos líneas oblicuas en el trazo de la factura, que forman un fragmento triangular. Este fragmento triangular simula las alas de una mariposa y de allí su nombre.

El tratamiento de la fractura de ala de mariposa es la cirugía

La paciente no contaba con seguro y obviamente la resolución de este tipo de fractura es quirúrgica, por lo que en parte me arrepentí de haber llamado al traumatólogo, porque sé que no contaban con mucho dinero para operarla allí en la clínica, la hubiese referido de una vez al hospital.

Salí de radiología y le dije a la mama que si esta fracturado el humero y por el tipo de fractura lo más probable es que tenga que ser operada. En ese momento madre e hija comenzaron a llorar, les dije que ya había hablado con el traumatólogo y que él les daría el veredicto final, eso como que les dio algo de esperanza, pero allí no había nada que hacer, el tratamiento de la fractura en alas de mariposa es quirúrgico.

Cuando llegó el traumatólogo me dijo: “ya vi el rayos x, doctor eso es quirúrgico”, solo asentí con la cabeza y le dije si doctor. “Déjeme hablar con ellas” me dijo; les dijo que tenía que operarse, la niña comenzó a llorar otra vez y bueno la mamá preguntó que como en cuanto saldría la operación, porque no contaban con seguro médico y no sé en otros países, pero acá en Venezuela las operaciones de traumatología son costosas.

Al final la operaron en otra clínica

Cuando le dieron el presupuesto, por supuesto era muy elevado, así que decidieron irse, sin embargo, parece que tenían a un amigo traumatólogo y se comunicaron con él. Como a las dos horas veo que vuelven y esta otro traumatólogo que por cierto había conocido recientemente en otra clínica donde comencé a trabajar en esos días.

A los dos días  me tocaba trabajar en la otra clínica y cuando voy por el pasillo veo a la mama de la niña, la salude porque su cara me pareció conocida pero sin saber de dónde. Después me acorde quien era, me devolví y le pregunte por la paciente, se extraño primero, le recordé que yo la había recibido en la otra clínica y se acordó de mí, me dijo que la habían operado y que todo había salido bien gracias a Dios.
           
            Si te gusto este articulo compártelo en tus redes sociales, suscríbete a las noticias del blog y deja tus comentario.

No hay comentarios.