Punzada de Teixidor o síndrome de pinzamiento precordial

Punzada de Teixidor o síndrome de pinzamiento precordial

Bienvenido a mi blog, gracias por tu visita. Te invito a leer el artículo completo y dejar tu comentario al final. Ah! y si no es molestia compartelo con tus amigos... Vamos que no cuesta nada.

Punzada de Teixidor o síndrome de pinzamiento precordial

Punzada de Teixidor

     ¿Has escuchado hablar de la punzada de teixidor o el síndrome de pinzamiento precordial? Te cuento una breve historia de cómo lo descubrí y te dejo un resumen de lo que es la punzada de teixidor.

Paciente con punzada de teixidor            

     Era mi primera guardia de noche en la clínica, ya tenía meses trabajando allí, pero solo en el día. No tenía ningún paciente en la emergencia, por lo que estaba tranquilo en la computadora del consultorio. 

    De repente escucho unos gritos, abren la puerta de la emergencia y entra un señor, llorando, muy asustado, con un niño de uno 7 años entre sus brazos. 

    Lo acuesta en la camilla que está entrando a la emergencia y me dice: “Doctor, mi hijo me dijo que le dolía el pecho y comenzó a temblar”, lo primero que pensé fue que había convulsionado. 

    Cuando examino al niño, gracias a Dios todo estaba bien, sus signos eran normales, estaba consciente y respondía a las preguntas que le hacía. Me dijo: "me dolía aquí", poniendo la punta de su dedo en la región precordial. 

     Me estaba diciendo esto, cuando de repente se estiró, comenzó a emitir un quejido y comenzó a temblar, no con movimientos tónicos clónicos, eran temblores finos como de escalofrío, como aguantando el dolor. 

      Lo pasamos a sala de trauma shock con el monitor, estaba con taquicardia y taquipnea, sin embargo, todo duro solo unos 30 segundos, después de eso volvió a estar como si nada, solo un poco asustado. 

     De verdad no sabía en qué creer ¿un infarto a esta edad? ¿Una arritmia?, no tenía la menor idea, jamás había visto un dolor precordial en niños. 

No era la primera vez que el niño presenta dolor precordial

       Le pregunté al padre, que aún estaba preocupado y asustado, si esto le había ocurrido antes. Me dijo que sí, que hace unos meses la cardióloga de la clínica lo había visto por eso, pero no le había repetido el cuadro hasta ese momento. 

       Quise saber que le había dicho la doctora o si tenía algún tratamiento, pero me dijo que la que sabia era la mama, que ya venia en camino. Cuando llego la madre del niño, me contó que la cardióloga lo vio, pero no le mando ningún tratamiento en ese momento. 

     Me pareció extraño y le pregunté varias veces si la doctora no le había dicho más nada, pero su respuesta era: "no doctor más nada y como no se volvió a presentar nos quedamos tranquilos". 

Encontré la punzada de teixidor o síndrome de pinzamiento precordial

   Iba a llamar a la doctora, pero había un detalle, no tenían seguro y tampoco tenían para pagar la emergencia. Como el niño estaba estable, aproveche y busque en Internet dolor precordial en pediatría. 

     Encontré la punzada de teixidor o síndrome de pinzamiento precordial, encajaba perfecto con nuestro paciente, un dolor punzante, súbito, de fuerte intensidad en región precordial, más específicamente hacia la punta del corazón. 

      Llame a los padres para decirles lo que había encontrado, se vinieron los dos con el niño ya activo y juguetón. Les dije lo que había conseguido y que me parecía que eso, era lo que tenía el niño. Les explique que no había tratamiento, porque el dolor desaparecía muy rápido. 

     Cuando les mencione esto la mama dijo: "ahora que recuerdo, algo así nos había dicho la doctora". Después de eso se fueron a su casa, agradeciendo la atención. 

   Este es otro caso que nunca olvidaré, de esos casos que no ves con mucha frecuencia y son interesantes, porque te enseñan a investigar y no quedarnos solo con los conocimientos que ya tenemos. 

¿Qué es la punzada de teixidor o el síndrome de pinzamiento precordial? 

      La punzada de teixidor o síndrome de pinzamiento precordial, es una afección inofensiva, que cursa con un dolor punzante, de aparición súbita, repentina, localizado en el borde esternal izquierdo y de corta duración. 

      El dolor empeora con inspiraciones profundas y al estar acostado. Se presenta con más frecuencia en niños y adolescentes, pero los adultos también pueden padecerlo. 

¿Cuál es la causa la punzada de teixidor? 

    La causa del dolor en la zona precordial, por la punzada de teixidor, no está del todo clara. Se sospecha que es por irritación de un nervio intercostal y que estaría asociado al estrés en niños. Lo que sí está demostrado, es que no se relaciona con ninguna afectación del corazón. 

     Puede desencadenarse en reposo o bajo actividad física leve, su duración va de unos segundos a máximo 3 minutos. 

        La localización del dolor es exacta, generalmente el paciente señala con la punta de su dedo, como nuestro paciente, no se irradia y no se presenta con ningún otro síntoma más que la ansiedad que este puede provocar en el niño o los padres, que asocian cualquier dolor precordial con una enfermedad cardiaca letal.

¿Qué tratamiento se utiliza en el síndrome de pinzamiento precordial? 

     La punzada de teixidor no amerita tratamiento, por lo fugaz que suele ser el dolor. Sentarse con la espalda erguida puede disminuir el tiempo de duración y la intensidad del dolor. 

     Mantener la calma durante el episodio es esencial, la ansiedad puede conducir a hiperventilación y generar otros síntomas. 

¿Cómo se diagnostica la punzada de teixidor? 

      Ante un dolor precordial o en el pecho, lo ideal es que el paciente acuda al médico, para descartar que no sea algo más grave. 

     El diagnóstico de la punzada de teixidor se realiza por descarte, al presentar exámenes clínicos normales, por supuesto, sumado a la clínica peculiar del síndrome de pinzamiento precordial. 

       En pacientes con punzada de teixidor el electrocardiograma, ecocardiogramas, pruebas de esfuerzo, exámenes en sangre y examen físico se encuentra dentro de límites normales. Cualquier alteración de alguno de ellos, hará sospechar alguna otra causa.

        Si tienes alguna otra duda sobre la punzada de teixidor, deja tu comentario y con gusto te responderé y si crees que este artículo puede interesarle a alguien, compártelo en tus redes sociales.

No hay comentarios.