Parto extrahospitalario ¿Qué hacer? + caso real

Parto extrahospitalario ¿Qué hacer? + caso real

Bienvenido a mi blog, gracias por tu visita. Te invito a leer el artículo completo y dejar tu comentario al final. Ah! y si no es molestia compartelo con tus amigos... Vamos que no cuesta nada.

Parto extrahospitalario ¿Qué hacer? + caso real
Parto extrahospitalario

    
        
El paro extrahospitalario es aquel que se da fuera de las salas de un centro medico. ¿Sabe qué hacer en caso de un parto extrahopitalario? Te dejo un caso real mas lo que debes hacer...

Caso real de parto extrahospitalario 

      Mi compañera y yo ya nos encontrábamos dormidos, después de una guardia un tanto ajetreada.

     Mi compañera había atendido un parto en horas de la tarde, porque la ambulancia para trasladar a la paciente nunca llego. 

     No podíamos mandarla particular por el riesgo de un parto extrahospitalario.

    Era una mujer quinta gesta, con embarazo a término, dolores de parto desde temprano. Mi compañera la evaluó como a las 12:00 pm y tenía 7 cm de dilatación del cuello. 

    Como a las tres de la tarde nació un varón de tres kilos y algo; esto sucedía mientras yo atendía a una niña con miasis, historia que les contare en otra oportunidad.

¡Otro parto! despierta…

      Por guardia, nos turnábamos para atender a los pacientes que llegan en la noche, ese día le tocaba a mi compañera. 

    Sin embargo, a eso de la 1 de la mañana escucho la voz de mi compañera diciéndome" ¡OTRO PARTO!", yo medio dormido le respondo ¿es en serio? "Si despierta este te toca a ti" me replico.

      Me despierto, voy caminando hacia la puerta y escucho un grito muy fuerte. 

    Corrí hasta la puerta del ambulatorio y me encuentro con una imagen que no esperaba ver nunca en ese momento, seré lo más descriptivo posible, ya que de esto no tengo imágenes.

El parto extra hospitalario ya se había dado

        Estaba la puerta del carro abierta, con la mama viendo hacia afuera, también con sus piernas abiertas, el papa al frente de ella, medio agachado sosteniendo algo entre sus manos. 

    Era su bebé, que no quiso esperar más y decidió salir antes del vientre de su madre.

   Se encontraba unido a la madre por el cordón umbilical, había que separar al niño para cubrirlo, evitar la hipotermia y darle los primeros cuidados del recién nacido. 

    Pedí las pinzas para clampear y cortar el cordón, en lo cual no hubo mayor complicación.

Bebé de parto extrahopitalario

      Mi compañera se llevo al bebé y yo me quede para bajar a la madre del carro, se montó en la silla de ruedas y la lleve a sala de parto para esperar el alumbramiento (es el momento en que se expulsa la placenta). 

   Se subió en la mesa ginecológica, mientras mi compañera frotaba fuertemente al niño para calentarlo. 

  Espere aproximadamente 15 minutos y se produjo lo que algunos llaman el segundo parto, el alumbramiento, salió la placenta completa con todas sus partes. 

    Hice la revisión final y extraje algunos coágulos del fondo uterino. Tenía dos desgarros, por lo que infiltre anestesia y los suturé, tenía tiempo sin hacerlo, pero quedaron bien.

     Al final termine acostándome como a las 4 de la mañana, mientras evaluaba al recién nacido y hacía la historia de ambos, pero las deje incompletas, me fui a dormir y las termine al despertar.

Trabajo en equipo

    Ese día solo éramos una enfermera, mi compañera y yo. 

    En la mañana todos estábamos satisfechos, porque a pesar de las dificultades (ese era el último par de guantes que quedaba, no teníamos vitamina K, no teníamos solución y mejor no sigo...), logramos brindar una buena atención e hicimos un buen trabajo.

     Después del parto extra hospitalario terminé con mi uniforme y mis zapatos llenos de sangre…

ropa de guardia con sangre

Zapatos con sangre

            Una foto del pequeño Rainer...

Bebé recien nacido

¿Qué es un parto extrahospitalario?

      Podríamos definirlo como una urgencia, ya que se presenta de forma inesperada y sin planificación previa. 

    Este se realiza sin las condiciones estructurales adecuadas (fuera de un centro médico) y sin personal médico calificado.

     Los paramédicos y algunos policías pueden tener la formación para atender un parto, pero la gente común difícilmente sepa cómo manejar un caso de parto extra hospitalario. 

    Siempre es bueno conocer que podemos hacer en caso de una emergencia como esta. Presta atención, esto te puede servir en algún momento.

    Cuando se presenta un caso, donde una embarazada comienza a tener dolores de parto, en un lugar público o la casa, la mayoría de las personas se asustan y pierden el control. 

    Es importante conservar la calma para actuar de la manera correcta y poder ayudar a la madre y al bebe.

¿Cómo atender un parto extra hospitalario?

     Lo primero es identificar si de verdad nos encontramos ante un trabajo de parto inminente. 

    Podemos colocar nuestra mano sobre la barriga de la madre por diez minutos y contar las veces que se contrae el útero. 

    Si hay 3 contracciones, está iniciando el trabajo de parto, si hay más de 4 ve preparando las cosas, probablemente no tengas tiempo de ir al hospital.

    La dilatación completa del cuello uterino suele tardar entre 6 a 8 horas, pero en mujeres que han tenido más de tres hijos, estos tiempos pueden acortarse. 

    Si empiezas a ver que la coronilla del bebe se asoma por la vagina, busca un lugar seguro y ármate de valor, tendrás que recibir a este nuevo ser.

Atento estar por atender un parto extrahospitalario

    Procura tener a la mano cobijas o abrigos para cubrir a la madre y al bebé para evitar la hipotermia.
 
    Indícale a la mamá que se acueste boca arriba, flexione las rodillas y abra las piernas lo más que pueda. Recuerda guardar siempre, en la medida de lo posible, la intimidad de la madre.

     La salida de la cabeza del bebé es brusca, por lo que es necesario que sujetes la coronilla, para evitar que se haga daño. 

    Una vez que salga la cabeza del bebé, necesitará tu ayuda para terminar de salir. 

    Debes cerciorarte que no haya una circular de cordón, mete tus dedos debajo de la cabeza del bebé, toca su cuello y si el cordón está enrollado, sácalo con delicadeza pero con rapidez de su cuello.

     Limpia con una toalla o un paño la cara del bebé, para retirar restos de líquido amniótico. 

    Luego el bebé va a girar por sí mismo, solo acompaña el movimiento, sin tirar con fuerza. 

    Ayuda a sacar primero el hombro más cercano al pubis, después el otro hombro y luego saldrá todo el cuerpo del bebe.

    Coloca el bebé sobre el pecho de su madre de inmediato, esto hará que mantenga la temperatura corporal. 

    Verifica que está respirando bien, de no ser así limpia mejor su cara y frota un poco su espalda para estimular la respiración.

Falta la última etapa, el alumbramiento

    Aún queda el alumbramiento, este ocurre entre 10 y 15 minutos después del parto. No debes tirar del cordón, la madre sentirá naturalmente la sensación de pujar nuevamente y la expulsará. 

    Debes ponerla a la altura del bebé para garantizar que el bebe no le falte el oxígeno. No es necesario cortar el cordón.

    Recuerda abrigar siempre al bebé y a la madre con mantas o abrigos para evitar la hipotermia. 

    Ya tomadas estas medidas puedes esperar a que llegue la ambulancia o trasladar a la madre y su bebé al hospital más cercano.

   Tomate tu tiempo para memorizar estos pasos, el parto extra hospitalario se puede presentar en el momento y lugar menos esperado. 

   Si conoces estos pasos, puedes ser de mucha ayuda. Si tienes alguna duda o sugerencia puedes escribirme o dejar tu comentario.

        No olvides compartir en tus redes sociales, esta información es importante para todos.

No hay comentarios.